lunes, 26 de abril de 2010

Fiebre de sábado

Son las 3:00 am, Rodrigo está escuchando, obligado, canciones que no quiere oír, cumbias con letras que no entiende, canciones que al parecer son súper antiguas.
Como todos los sábados sus adorables vecinos han armado un toldo para celebrar con música a todo volumen algún acontecimiento sin importancia. Esto no es solo un decir, los vecinos de Rodrigo tienen todos los sábados alguna razón para tomar y festejar. Hoy es cumpleaños de la señora de la casa, han contratado un animador, una animadora y un tecladista, ahora la música es en vivo, hay mayor volumen, es peor.
Él ya se acostumbró a no dormir bien los sábados, mejor dicho a no dormir, los vecinos desgraciados arman su jarana todos los fines de semana, resulta que el señor vecino trabaja en una gran cervecería; con razón nunca les falta trago.
El animador tiene voz de marica y la animadora canta como si estuviera frente a miles de personas, canta como si quisiera ganar la antorcha de viña, se esfuerza en gritar los coros de las canciones.
Ahora que se acercan las elecciones municipales Rodrigo espera que algún candidato se comprometa a poner la tranquilidad de los vecinos por encima de todo, que si una familia quiere hacer algún súper reventón que tengan que pedir permiso al resto de vecinos.
Si Rodrigo fuera candidato ofrecería a los vecinos un barrio sin borrachos tirados en las veredas los domingos por la mañana, un barrio sin testigos de Jehová tocando la puerta los domingos a las 10:00 am, un barrio sin moto taxis que parecen mini discotecas, un barrio más tranquilo.
Rodrigo está con gripe, quiere descansar, pero estos vecinos y su gran celebración no le permiten cerrar ni un ojo. ¿Dónde están los pandilleros que antes pasaban tirándose piedra por esta calle? Deberían pasar por aquí y saquearlo todo, llevarse los bocaditos, las cervezas, las carteras de las invitadas y los parlantes, sobre todo esto, los malditos parlantes.
La bulla no deja que Rodrigo escriba mas, está con fiebre, solo quiere dormir, tomó una pastilla que decía que no causaba irritación, parece que estos vecinos causan más irritación que cualquier tipo de medicamento.

6 comentarios:

[ [EBP]] dijo...

Doc, que por tu jato no hay serenazgo para que los llames y cancelen el tono?, porque una cosa es celebrar y otra hacer escandalo y no dejar dormir a nadie en la cuadra..

ninfacleofe dijo...

jajajajajajajajajajajaja que maleado a pedir que vengan los pirañas xD

pucha que mal con tus vecinos
yo llamo a serenazgo cuando hacen muhca bulla y pos tengo que quedarme en mi casa xD

por eso yo no paro en mi casa los sabados por las noches xD

Javier dijo...

que los vecinos toneeen en la casa de a lado es horriblemente jodido... caótico!

Damian dijo...

oye minidiscotecas las mototaxis, ¿donde vives? ahhh
hay creo q si sé. Nunca he visto una quiero tomarle foto debe ser locazo.
pucha mira q yo me acostumbre cuando hace tiempo hacian fiestas asi, dormia tranquilito

Pumara dijo...

como dicen por ahi serenazgo pues, para q por lo menos bajen un poco el volumen, o por ultimo piden q pongan musica q te gusta :)

† David der Nacht † dijo...

Vaya barrio.

En mi caso soy yo el que hace la bulla con el Metal a todo dar. Tengo los mejores vecinos del mundo (un par de viejecitos sordos). La única que me hace la competencia es una vecina que cuando se pelea con su marido se manda unas lisuras @_@!!!

\m/

Template by - Abdul Munir