jueves, 4 de noviembre de 2010

Fin de semana súper jodido

La semana ha sido muy jodida, el trabajo y el estudio son una combinación demasiado estresante para un perezoso como Rodrigo.
El profesor tiene la fama de ser súper estricto. Es un señor de casi 1.80m y 80 kilos fácil, tiene una mirada adormecida y relajada. Dicen que antes de ser ingeniero fue militar y que por eso es tan recto. Tiene el veneno en la lengua, son las palabras con las que describe los errores lo que lo hacen tan odiado, temido y respetado. Fuera del aula el profesor pierde su fama, se convierte en un tipo normal y buena gente. Parece que se transformara al momento de revisar los trabajos.
Rodrigo y Zero tenían que presentar el trabajo completo el sábado y como era de esperarse no habían avanzado nada (y ya era jueves). Decidieron hacer el trabajo durante la madrugada del viernes para sábado en la casa de Zero.
El día viernes al salir del trabajo Rodrigo tenían hambre y sueño pero tenía que ir a la casa de Zero para hacer el bendito trabajo. Zero tiene en su cuarto 2 computadoras, la de él y la de su hermano. El trato era que el hermano de Zero le prestara a Rodrigo su PC por esa noche.
Para mitigar el hambre compraron gaseosa, biscochos y papitas fritas. Esto no fue suficiente para las 2 barrigas así que pidieron una pizza. Además de esto la madre de Zero les invito café moca, una combinación extraña de café con sabe dios que ingredientes.
A Rodrigo no le cayó muy bien la combinación echa entre todo lo que había comido y para colmo el brillo de la pantalla en la que estaba trabajando era demasiado fuerte y comenzó a marearlo. El regulador de brillo y contraste estaba malogrado.
Llegó un momento en que Rodrigo no aguantaba más y tuvo que salir a la calle para tomar aire. El vomito era inminente, era solo cuestión de tiempo y Rodrigo lo sabía. Pero Rodrigo tiene una vergüenza quizá absurda o una sensación, que no sabría cómo explicar, que le impide vomitar en casas ajenas. Él solamente vomita en su casa, no puede hacerlo en otro sitio porque es así y será siempre así, no sabe porque pero no puede. Decidió retirarse de la casa de Zero y dejaron el trabajo para terminarlo el sábado en la mañana en la biblioteca del instituto.
Caminar hacia el paradero y sentir el aire frio fue reconfortante para Rodrigo. El viento que corre en el trébol de la AV Javier Prado es increíble. Tomó una combi que iba hacia la UNI. Eran las 12:30 de la noche. En la combi solamente había una señora y una pareja sentada en el asiento trasero. La pareja estaba conformada por un negro alto y flaco con cara de actor porno. La chica que supongo era su pareja era un poco baja pero bien proporcionada. No miento si digo que la combi volaba por la vía de evitamiento y tampoco miento al decir que el negro del asiento trasero le estaba haciendo una mamografía a su chica. Con el brazo, que rodeaba el cuello de la señorita, le alzaba la blusa y con su gran boca y su otro brazo el negro le besaba el pecho derecho y le acariciaba el izquierdo. No diré si estuvo bien o mal lo que hizo el negro, que tire la primera la piedra el que nunca hizo eso en algún carro con su chica. Para el cobrador y el chofer esta parecía una escena normal y cotidiana.
Al día siguiente tenían que presentar el trabajo a las 3. Eran las 2.30 y el trabajo estaba terminado. La siguiente tarea era ir a imprimir. Fueron al puesto de impresión de la biblioteca pero la señorita que atiende se había ido a almorzar. La ira de Rodrigo comenzó a aparecer. Fueron a un local de impresión en la calle y el jovencito que atendía le dijo a Rodrigo que inserte su memoria USB y abra el archivo para imprimir. Grande fue la sorpresa cuando Rodrigo vio que no podía acceder a su archivo y más grande fue la cólera cuando se dio cuenta que la maquina no tenia antivirus y que estos habían infectado su USB.
Malditos todos los huevones y huevonas (si es que existen) que atienden al publico conectándose a Internet en maquinas que no tienen antivirus. Las putas que los parieron a cada uno de ellos. Como se les ocurre hacer algo así. Todo lo que había hecho Rodrigo se fue al tacho por culpa de aquel joven irresponsable. Luego de gritarle varias verdades en la cara al individuo irresponsable que jodió la USB de Rodrigo, se dirigieron a otro centro de impresión.
Felizmente Zero tenía una copia del archivo que contenía un avance anterior. Imprimieron ese trabajo incompleto y felizmente el profesor lo revisó y les dijo que lo quería completo para la segunda revisión.
Este post ya va muy largo, así que será en otro post donde cuente lo que paso el día siguiente. Aquel viernes, sábado y domingo han sido los más estresantes, agitados, jodidos y desafortunados de Rodrigo en todo lo que va del año.
El tiempo ya no alcanza ni para escribir un post.
Algún lector o lectora con iniciales KCCH ??

2 comentarios:

M o R ª dijo...

Compadezco a Rodrigo!
Yo he tenido un año similar!
Tanto habra sido el stress y la frustracion....que mis lagrimitas llegaron a correr!!!
Felizmente, ya todo se esta normalizando...=) duermo bien, puedo ver tv, tengo tiempo de sobra!
Suerte !

Sofía dijo...

Jajaja, que mente la tuya con el nergro porno.

Template by - Abdul Munir